La traducción en el sector inmobiliario
El sector inmobiliario es uno de los sectores que más ha crecido en los últimos años, en gran parte gracias al gran volumen de extranjeros que deciden alquilar una vivienda o mudarse a la costa española. Esto no es solo una percepción, las estadísticas nos hablan de un crecimiento del 368% en solo 15 años del número de jubilados o mayores de 55 años que han decidido cambiar su residencia por un clima más mediterráneo.
 
Esta demanda ha hecho que el volumen de empresas que se dediquen a este tipo de alquileres y compraventas haya aumentado considerablemente. Sin duda, uno de los puntos fuertes de las empresas que más éxito están teniendo en este sector es la traducción. Te cuento porqué la traducción es tan necesaria en el sector inmobiliario y qué beneficios puede aportarte.

¿Por qué apostar por la traducción en el sector inmobiliario para crecer?

¿Tienes una empresa inmobiliaria y no sabes cómo hacerla crecer? ¿Quieres aumentar tu volumen de clientes y ventas? La traducción es un pilar fundamental para la expansión de tu empresa, si quieres dejar de trabajar únicamente con los clientes y mercado españoles. Si quieres que los potenciales clientes extranjeros se pongan en tus manos, tienen que poder ver tu web en su idioma, entender tus ofertas, y, en definitiva, poder comunicarse contigo para que podáis llegar a un acuerdo.
El 39% de esos extranjeros que se han mudado a España en los últimos años tiene unos ingresos de hasta 3.000 € y, en general, todos tienen un poder adquisitivo bastante alto, que les permite mantener su casa en su país de origen y, además, comprar una vivienda en España. Estos clientes pueden llegar a suponer gran parte de la facturación de una inmobiliaria, ¿por qué no aprovechar esta oportunidad?

¿Cuáles son las ventajas de la traducción de contratos en el sector inmobiliario?

A grandes rasgos, la principal ventaja de la traducción es aumentar tus ingresos como inmobiliaria, pero te comento en detalle qué pequeños beneficios tiene contar con la traducción de los contratos y condiciones de alquiler o compraventa de viviendas.
 
Cuando tus contratos están traducidos por un profesional conseguirás que tus clientes se sientan mucho más seguros y sea más sencillo conseguir la firma por su parte.
 
 
Si un contrato no está traducido, el cliente no podrá entender con  precisión qué está firmando, lo que puede darte muchos quebraderos de cabeza en un futuro si surgen desacuerdos o malentendidos.
Ten en cuenta que los contratos se basan en el sistema legal de cada país y las traducciones no pueden ser literales, por lo que es importante que un traductor con experiencia realice una traducción que consiga hacer los cambios con equivalencias entre los términos del sistema legal español y el británico, por ejemplo, lo cual no siempre es sencillo. A veces no se da el valor necesario a este tipo de traducciones, lo que puede dar lugar a malentendidos entre la parte compradora y vendedora o arrendador y arrendatario. Para evitar perjuicios legales o económicos, es fundamental tener la seguridad de que el texto está bien traducido.
 
El traductor debe contar con conocimientos en el sector y, además, para que sea legal debe tratarse de una traducción jurada. Este tipo de traducciones solo pueden realizarlas traductores oficiales que tienen el certificado Ministerio de Asuntos Exteriores.
 
Tanto el sector inmobiliario como el de la traducción están creciendo a un ritmo vertiginoso y es posible que lo hagan de la mano, ampliando el mercado, consiguiendo una mayor satisfacción de los clientes y aumentando los beneficios para ambas partes.
Si estás interesado en los servicios de traducción de español a inglés, no dudes en ponerte en contacto conmigo para obtener un presupuesto gratuito.
La traducción en el sector inmobiliario

Deja un comentario

EnglishSpain